¿Búsqueme un local para vivir?

 Busque un local donde poder vivir

Los expertos del sector inmobiliario no tienen dudas del auge de esta opción, que ya fue muy popular en la época del bum inmobiliario, y los pocos datos parciales que el Ayuntamiento de Madrid ha conseguido reunir para este diario lo confirman.

Miguel Otero Vidal, de la plataforma Backhome.es, pone el ejemplo de una obra que acaba de terminar en un barrio del sur de Madrid. Se trata de un pequeño bajo comercial, de unos 40 metros cuadrados, que se pasaba más tiempo vacío que alquilado, por lo que el dueño se decidió a hacer la inversión necesaria de tiempo y dinero para convertirlo en una vivienda ; hay que pedir al Ayuntamiento el cambio de uso, hacer un proyecto que aprueben los técnicos municipales y acometer las obras de acondicionamiento.

Este perfil, el de propietario de local con pocas salidas, es habitual en estos casos, pero también hay gente que ve una solución más accesible para alcanzar una vivienda para ellos y, por supuesto, algunos inversores que compran un local para realizarle un cambio de uso y alquilarlo o venderlo, explica Jorge Serrano, de Apunto Arquitectura, una empresa que en lo que va de año ya tiene en Madrid los mismos proyectos de conversión ( cuatro ) que tuvieron en todo el año pasado.

Sin embargo, el arquitecto Charlie Díaz pone el ejemplo del local que está transformando en estos momentos en pleno centro, en el barrio de Lavapiés, para una joven en la treintena que llegó a la conclusión de que, con los precios que se están pidiendo, esta era la única manera que tenía de vivir en la casa que soñaba y en el sitio que quería.

Aunque para Madrid no hay datos, sirvan como ejemplo los del Ayuntamiento de Barcelona, que estima que unos que 3.106 locales tienen un uso residencial —unos como vivienda, otros también como garajes—, a pesar de no tener cédula de habitabilidad o licencia de primera ocupación, que se conseguiría con el cambio de uso.

 

Fuente: El Pais